Gracias por su visita.

31 de marzo de 2013

LLAMAMIENTO DE GEDEÓN



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Jueces > Llamamiento de Gedeón (7:6:1 - 7:6:40)

Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehovah. Entonces Jehovah los entregó en mano de Madián durante siete años,

y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Por causa de los madianitas los hijos de Israel se hicieron escondrijos en las montañas, y cuevas y lugares fortificados.

Porque sucedía que cuando Israel sembraba, subían contra él los madianitas, los amalequitas y los hijos del oriente.

Y acampando contra ellos, arruinaban las cosechas de la tierra hasta cerca de Gaza. No dejaban qué comer en Israel: ni ovejas, ni toros, ni asnos;

porque venían con sus ganados y con sus tiendas, siendo como langostas por su multitud. Ellos y sus camellos eran innumerables; así venían a la tierra para devastarla.

Israel era empobrecido en gran manera por causa de los madianitas. Y los hijos de Israel clamaron a Jehovah.

Y sucedió que cuando los hijos de Israel clamaron a Jehovah a causa de los madianitas,

Jehovah envió a los hijos de Israel un profeta, que les dijo: —Así ha dicho Jehovah Dios de Israel: “Yo os hice subir de Egipto y os saqué de la casa de esclavitud.

Os libré de mano de los egipcios y de mano de todos los que os oprimían, a los cuales eché de delante de vosotros y os di su tierra.

Y os dije: Yo soy Jehovah vuestro Dios; no veneréis a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis. Pero no habéis obedecido mi voz.”

Entonces el ángel de Jehovah fue y se sentó debajo de la encina que está en Ofra, que pertenecía a Joás el abiezerita. Su hijo Gedeón estaba desgranando el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas.

Y se le apareció el ángel de Jehovah, y le dijo: —¡Jehovah está contigo, oh valiente guerrero!

Y Gedeón le respondió: —¡Oh, señor mío! Si Jehovah está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado diciendo: “¿No nos sacó Jehovah de Egipto?” Ahora Jehovah nos ha desamparado y nos ha entregado en mano de los madianitas.

Jehovah le miró y le dijo: —Vé con esta tu fuerza y libra a Israel de mano de los madianitas. ¿No te envío yo?

Entonces le respondió: —¡Oh, Señor mío! ¿Con qué podré yo librar a Israel? He aquí que mi familia es la más insignificante de Manasés, y yo soy el más pequeño en la casa de mi padre.

Pero Jehovah le dijo: —Ciertamente yo estaré contigo, y tú derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.

Y él le respondió: —Si he hallado gracia ante tus ojos, dame, por favor, una señal de que eres tú el que hablas conmigo.

Te ruego que no te vayas de aquí, hasta que yo vuelva a ti y traiga mi presente y lo ponga delante de ti. El respondió: —Yo me quedaré hasta que vuelvas.

Gedeón entró, y preparó un cabrito y panes sin levadura de un efa de harina. Puso la carne en una canasta y puso el caldo en una olla; luego se los trajo y se los presentó debajo de la encina.

Y el ángel de Dios le dijo: —Toma la carne y los panes sin levadura; ponlos sobre esta peña y vierte el caldo. El lo hizo así.

Entonces el ángel de Jehovah extendió el cayado que tenía en la mano, y con la punta tocó la carne y los panes sin levadura, y subió fuego de la peña, que consumió la carne y los panes sin levadura. Y el ángel de Jehovah desapareció de su vista.

Dándose cuenta Gedeón de que era el ángel de Jehovah, exclamó: —¡Ay, Señor Jehovah! ¡Pues he visto cara a cara al ángel de Jehovah!

Jehovah le dijo: —La paz sea contigo. No temas; no morirás.

Entonces Gedeón edificó allí un altar a Jehovah, y lo llamó Jehovah-shalom. Este permanece hasta el día de hoy en Ofra de los abiezeritas.

Aconteció aquella misma noche que Jehovah le dijo: —Toma un toro del hato que pertenece a tu padre, y un segundo toro de siete años. Luego derriba el altar de Baal que tiene tu padre, y corta el árbol ritual de Asera que está junto a él.

Edifica ordenadamente un altar a Jehovah tu Dios en la cumbre de este peñasco. Luego toma el segundo toro y sacrifícalo en holocausto sobre la leña del árbol ritual de Asera que habrás cortado.

Entonces Gedeón tomó diez hombres de sus siervos e hizo como Jehovah le había dicho. Pero sucedió que temiendo hacerlo de día, por causa de la casa de su padre y de los hombres de la ciudad, lo hizo de noche.

Cuando por la mañana se levantaron los hombres de la ciudad, he aquí que el altar de Baal había sido derribado, el árbol ritual de Asera que estaba junto a él había sido cortado, y el segundo toro había sido ofrecido en holocausto sobre el altar edificado.

Entonces se preguntaban unos a otros: —¿Quién ha hecho esto? Cuando indagaron y buscaron, dijeron: —Gedeón hijo de Joás ha hecho esto. Entonces los hombres de la ciudad dijeron a Joás:

—Saca fuera a tu hijo, para que muera; porque ha derribado el altar de Baal y ha cortado el árbol ritual de Asera que estaba junto a él.

Joás respondió a todos los que estaban frente a él: —¿Contenderéis vosotros por Baal? ¿Vosotros lo defenderéis? ¡El que contienda por Baal, que muera antes de mañana! Si es un dios, que contienda por sí mismo, porque alguien ha derribado su altar.

Aquel día Gedeón fue llamado Jerobaal, que quiere decir: “Que Baal contienda con él,” por cuanto derribó su altar.

Todos los madianitas, los amalequitas y los hijos del oriente se reunieron, y cruzando el río acamparon en el valle de Jezreel.

Entonces Gedeón fue investido por el Espíritu de Jehovah. El tocó la corneta, y los de Abiezer acudieron para ir tras él.

Envió mensajeros por todo Manasés, y los de Manasés también acudieron para ir tras él. Asimismo, envió mensajeros a Aser, a Zabulón y a Neftalí, los cuales subieron a su encuentro.

Pero Gedeón dijo a Dios: —Si has de librar a Israel por mi mano, como has dicho, he aquí que yo pondré un vellón de lana en la era. Si el rocío está sólo en el vellón y toda la tierra queda seca, entonces sabré que librarás a Israel por mi mano, como has dicho.

Y aconteció así. Cuando se levantó muy de mañana, exprimió el vellón y sacó de él el rocío, una taza llena de agua.

Pero Gedeón dijo a Dios: —No se encienda tu ira contra mí; permite que hable una vez más. Sólo probaré una vez más con el vellón: Por favor, que sólo el vellón quede seco y que el rocío esté sobre todo el suelo.

Y Dios lo hizo así aquella noche. Sucedió que sólo el vellón quedó seco y que el rocío estuvo sobre todo el suelo.

LETRA DE CANCION ENTIENDEME



Dime mi amor,
una vez mas,
que hace el,
que lo prefieres mas…

ENTIENDEME,
mi amor,
yo solo quiero estar con vos,
el solo quiere usarte…

cuento las gotas de rocio,
el mismo numero,
de segundos que pasamos,
mi amor, ENTIENDEME

cuento las hierbas marchitadas,
asi quedo mi corazon,
despues de que te fuiste,
mi amor, ENTIENDEME…

por favor vuelve conmigo,
te lo pido por favor,
mi amor,
ENTIENDEME…

una mirada mas,
una pequeña ojeada,
mi amor,
ENTIENDEME…

LA VARA DE AARÓN FLORECE



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Números > La vara de Aarón florece (4:17:1 - 4:17:13)

Entonces Jehovah habló a Moisés diciendo:

“Habla a los hijos de Israel y toma doce varas, una vara por cada casa paterna, de todos sus dirigentes de casas paternas. Escribe el nombre de cada uno en su vara,

y en la vara que corresponde a Leví escribe el nombre de Aarón; pues habrá una vara para cada jefe de su casa paterna.

Pondrás estas varas en el tabernáculo de reunión, delante del testimonio, donde yo me encontraré con vosotros.

Y sucederá que florecerá la vara del hombre que yo escoja. Así quitaré de sobre mí las quejas de los hijos de Israel con que murmuran contra vosotros.”

Moisés habló a los hijos de Israel, y todos sus dirigentes le dieron varas, una vara por cada dirigente de cada casa paterna, doce varas en total. Y la vara de Aarón estaba entre sus varas.

Luego Moisés puso las varas delante de Jehovah en el tabernáculo de reunión.

Y sucedió que al día siguiente Moisés entró en el tabernáculo de reunión y vio que la vara de Aarón, de la casa de Leví, había brotado, echado botones, dado flores y producido almendras maduras.

Entonces Moisés llevó de delante de Jehovah todas las varas a los hijos de Israel. Ellos las vieron y tomaron cada uno su vara.

Entonces Jehovah dijo a Moisés: “Vuelve a poner la vara de Aarón delante del testimonio, para que sea guardada como señal para los rebeldes. Así harás cesar sus quejas contra mí, para que ellos no mueran.”

Moisés hizo como le mandó Jehovah; así lo hizo.

Entonces los hijos de Israel hablaron a Moisés diciendo: “¡He aquí que perecemos! ¡Estamos perdidos! ¡Todos nosotros estamos perdidos!

Cualquiera que se acerque al tabernáculo de Jehovah, morirá. ¿Acabaremos pereciendo todos?”

JOSÉ GOBERNADOR DE EGIPTO



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Génesis > José, gobernador de Egipto (1:41:37 - 1:41:57)

El plan le pareció bien al faraón y a todos sus servidores.

Entonces el faraón dijo a sus servidores: —¿Podremos hallar otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?

El faraón dijo a José: —Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay nadie tan entendido ni sabio como tú.

Tú estarás a cargo de mi casa, y todo mi pueblo será gobernado bajo tus órdenes. Solamente en el trono seré yo superior a ti.

—El faraón dijo además a José—: He aquí, yo te pongo a cargo de toda la tierra de Egipto.

Entonces el faraón se quitó el anillo de su mano y lo puso en la mano de José. Le vistió con vestiduras de lino fino y puso un collar de oro en su cuello.

Luego lo hizo subir en su segundo carro, y proclamaban delante de él: “¡Doblad la rodilla!” Así lo puso a cargo de toda la tierra de Egipto,

y el faraón dijo a José: —Yo soy el faraón, y sin tu autorización ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto.

El faraón llamó a José Zafenat-panéaj, y le dio por mujer a Asenat hija de Potifera, sacerdote de On. Y José salió a recorrer toda la tierra de Egipto.

José tenía 30 años cuando empezó a servir al faraón, rey de Egipto. Saliendo José de la presencia del faraón, recorrió toda la tierra de Egipto.

La tierra produjo a montones en aquellos siete años de abundancia.

El juntó todas las provisiones de aquellos siete años en la tierra de Egipto y almacenó los alimentos en las ciudades, llevando a cada ciudad las provisiones de los campos cercanos.

José acumuló trigo como la arena del mar, tantísimo que dejó de calcularlo, porque era incalculable.

Antes del primer año de hambre, le nacieron a José dos hijos, los cuales le dio a luz Asenat hija de Potifera, sacerdote de On.

José llamó el nombre del primogénito Manasés, porque dijo: “Dios me ha hecho olvidar todo mi sufrimiento y toda la casa de mi padre.”

Al segundo lo llamó Efraín, porque dijo: “Dios me ha hecho fecundo en la tierra de mi aflicción.”

Se terminaron los siete años de abundancia que hubo en la tierra de Egipto,

y comenzaron a llegar los siete años de hambre, tal como José había anunciado. Había hambre en todos los países, pero en toda la tierra de Egipto había qué comer.

Pero cuando el hambre se sentía en toda la tierra de Egipto, el pueblo clamaba al faraón por alimentos. Entonces el faraón dijo a todos los egipcios: “Id a José y haced lo que él os diga.”

El hambre se extendió a todos los rincones del país. Entonces José abrió todos los depósitos de grano y vendía provisiones a los egipcios, porque el hambre se había intensificado en la tierra de Egipto.

También de todos los países venían a Egipto para comprar provisiones a José, porque el hambre se había intensificado en toda la tierra.

EL PECADO DE LOS HIJOS DE ELÍ



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Primer Libro de Samuel > El pecado de los hijos de Elí (9:2:12 - 9:2:36)

Los hijos de Elí eran hombres impíos, que no tenían conocimiento de Jehovah.

Los sacerdotes acostumbraban a proceder con el pueblo de esta manera: Cuando alguno ofrecía un sacrificio, y mientras era cocida la carne, el criado del sacerdote iba con un tenedor de tres dientes en su mano,

y lo metía en el perol, en el caldero, en la olla o en la marmita. Y todo lo que sacaba el tenedor, el sacerdote lo tomaba para sí. Esto hacían con todo israelita que iba allí a Silo.

Asimismo, el criado del sacerdote iba, aun antes que quemaran el sebo, y decía al que sacrificaba: “Da al sacerdote carne para asar, porque no tomará de ti carne cocida, sino cruda.”

Si el hombre le respondía: “Deja que primero hagan arder el sebo, y después toma todo lo que te apetezca,” él decía: “No, dámela ahora mismo; de lo contrario, la tomaré por la fuerza.”

El pecado de los jóvenes era muy grande delante de Jehovah, porque los hombres trataban con irreverencia las ofrendas de Jehovah.

El niño Samuel servía delante de Jehovah, vestido con un efod de lino.

Su madre le hacía año tras año una túnica pequeña, y se la llevaba cuando iba con su marido para ofrecer el sacrificio anual.

Entonces Elí bendecía a Elcana y a su mujer diciendo: “Jehovah te dé hijos de esta mujer, en lugar de este que ella pidió a Jehovah.” Y regresaban a su casa.

Jehovah visitó a Ana con su favor, y ella concibió y dio a luz tres hijos y dos hijas. Y el niño Samuel crecía delante de Jehovah.

Elí ya era muy anciano y oía todo lo que hacían sus hijos a todo Israel, y cómo se acostaban con las mujeres que servían a la entrada del tabernáculo de reunión.

El les preguntó: —¿Por qué hacéis semejantes cosas? Yo oigo de todo este pueblo acerca de vuestras malas acciones.

No, hijos míos, no es bueno el rumor que oigo y que el pueblo de Jehovah difunde.

Si un hombre peca contra otro hombre, Dios intercederá por él; pero si alguno peca contra Jehovah, ¿quién intercederá por él? Sin embargo, ellos no escucharon la voz de su padre, porque Jehovah quería hacerlos morir.

Y el niño Samuel crecía en estatura y en gracia para con Dios y los hombres.

Entonces un hombre de Dios vino a Elí y le dijo: “Así dice Jehovah: Yo me manifesté claramente a la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto al servicio de la casa del faraón.

Yo le escogí como sacerdote mío entre todas las tribus de Israel, para que subiera a mi altar, quemara el incienso y llevara el efod en mi presencia. Yo he dado a la casa de tu padre todas las ofrendas quemadas de los hijos de Israel.

¿Por qué habéis desdeñado mis sacrificios y mis ofrendas que mandé ofrecer en mi morada? Has honrado a tus hijos más que a mí, y os habéis engordado con lo mejor de todas las ofrendas de mi pueblo Israel.

“Por tanto, dice Jehovah Dios de Israel: En verdad, yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre estarían delante de mí para siempre. Pero ahora, dice Jehovah: ¡De ninguna manera! Yo honraré a los que me honran, pero los que me desprecian serán tenidos en poco.

He aquí vienen días cuando cortaré tu brazo y el brazo de la casa de tu padre, de modo que en tu casa no haya ancianos.

Tú verás que tu morada padece necesidad, mientras yo colmo de bienes a Israel; y jamás habrá ancianos en tu casa.

Pero no eliminaré completamente a los tuyos que sirven en mi altar, para consumir tus ojos y llenar tu alma de dolor. Todos los descendientes de tu casa morirán en la edad viril.

Te servirá de señal esto que acontecerá a tus dos hijos, Ofni y Fineas: Ambos morirán en el mismo día.

Pero yo levantaré para mí un sacerdote fiel que actúe conforme a mi corazón y a mi alma. Le edificaré una casa firme, y él andará en presencia de mi ungido todos los días.

Y sucederá que el que quede de tu casa irá a postrarse delante de él por un poco de dinero y por un bocado de pan, diciéndole: Por favor, asóciame con alguno de los servicios sacerdotales, a fin de que yo tenga un poco de pan para comer.”

PARÁBOLA DE LOS DOS HIJOS


Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Mateo > Parábola de los dos hijos (40:21:28 - 40:21:32)

¿Pero, qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, vé hoy a trabajar en la viña.”

El contestó y dijo: “No quiero.” Pero después, cambió de parecer y fue.

Al acercarse al otro, le dijo lo mismo; y él respondió diciendo: “¡Sí, señor, yo voy!” Y no fue.

¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre? Ellos dijeron: —El primero. Y Jesús les dijo: —De cierto os digo que los publicanos y las prostitutas entran delante de vosotros en el reino de Dios.

Porque Juan vino a vosotros en el camino de justicia, y no le creísteis; pero los publicanos y las prostitutas le creyeron. Y aunque vosotros lo visteis, después no cambiasteis de parecer para creerle.

30 de marzo de 2013

RUT Y NOEMÍ



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Rut > Rut y Noemí (8:1:1 - 8:1:22)

Aconteció en los días en que gobernaban los jueces, que hubo hambre en el país. Entonces un hombre de Belén de Judá fue a vivir en los campos de Moab, con su mujer y sus dos hijos.

El nombre de aquel hombre era Elimelec; el nombre de su mujer era Noemí, y los nombres de sus dos hijos eran Majlón y Quelión. Ellos eran efrateos de Belén de Judá. Llegaron a los campos de Moab y se quedaron allí.

Pero Elimelec, marido de Noemí, murió; y ella quedó con sus dos hijos,

los cuales tomaron para sí mujeres moabitas. El nombre de la una era Orfa; y el de la otra, Rut. Habitaron allí unos diez años.

Y murieron también los dos, Majlón y Quelión, quedando la mujer sin sus dos hijos y sin su marido.

Entonces Noemí se levantó con sus nueras, para regresar de los campos de Moab, porque oyó allí que Jehovah había visitado a su pueblo para darles pan.

Salió con sus dos nueras del lugar donde estaba, y emprendieron el camino para regresar a la tierra de Judá.

Entonces Noemí dijo a sus dos nueras: —Id y volveos, cada una a la casa de su madre. Que Jehovah haga misericordia con vosotras, como la habéis hecho vosotras con los difuntos y conmigo.

Jehovah os conceda hallar descanso, cada una en la casa de su marido. Luego las besó, y ellas alzaron su voz y lloraron.

Y le dijeron: —Ciertamente nosotras volveremos contigo a tu pueblo.

Y Noemí respondió: —Volveos, hijas mías. ¿Para qué habéis de venir conmigo? ¿Acaso tengo más hijos en el vientre, que puedan ser vuestros maridos?

Volveos, hijas mías, idos; porque yo ya soy demasiado vieja para tener marido. Aunque dijera que tengo esperanza, y si esta noche yo tuviera marido y aun diese a luz hijos,

¿esperaríais vosotras hasta que crecieran? ¿Habríais de quedaros sin casar por causa de ellos? No, hijas mías, mi amargura es mayor que la vuestra, porque la mano de Jehovah se ha levantado contra mí.

Entonces ellas, alzando su voz, lloraron otra vez. Luego Orfa besó a su suegra, pero Rut se quedó con ella.

Noemí le dijo: —He aquí, tu cuñada se ha vuelto a su pueblo y a sus dioses. Vuélvete tú tras ella.

Pero Rut respondió: —No me ruegues que te deje y que me aparte de ti; porque a dondequiera que tú vayas, yo iré; y dondequiera que tú vivas, yo viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios.

Donde tú mueras, yo moriré; y allí seré sepultada. Así me haga Jehovah y aun me añada, que sólo la muerte hará separación entre tú y yo.

Viendo Noemí que Rut estaba tan resuelta a ir con ella, no le dijo nada más.

Caminaron ellas dos hasta que llegaron a Belén. Y aconteció que cuando entraron en Belén, toda la ciudad se conmovió a causa de ellas. Y decían: —¿No es ésta Noemí?

Y ella les respondía: —No me llaméis Noemí; llamadme Mara, porque el Todopoderoso ha hecho muy amarga mi vida.

Yo me fui llena, pero Jehovah me ha hecho volver vacía. ¿Por qué, pues, me llamáis Noemí, ya que Jehovah me ha afligido y el Todopoderoso me ha abatido?

Así volvió Noemí con su nuera, Rut la moabita. Volvieron de los campos de Moab y llegaron a Belén al comienzo de la siega de la cebada.

PARÁBOLA DE LA HIGUERA ESTÉRIL



Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Lucas > Parábola de la higuera estéril (42:13:6 - 42:13:9)

Entonces dijo esta parábola: “Cierto hombre tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo halló.

Entonces dijo al viñador: He aquí, ya son tres años que vengo buscando fruto en esta higuera y no lo hallo. Por tanto, córtala. ¿Por qué ha de inutilizar también la tierra?

Entonces él le respondió diciendo: Señor, déjala aún este año, hasta que yo cave alrededor de ella y la abone.

Si da fruto en el futuro, bien; y si no, la cortarás.”

PARÁBOLA DE LAS DIEZ VÍRGENES



Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Mateo > Parábola de las diez vírgenes (40:25:1 - 40:25:13)

Entonces, el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio.

Cinco de ellas eran insensatas, y cinco prudentes.

Cuando las insensatas tomaron sus lámparas, no tomaron consigo aceite;

pero las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas.

Y como tardaba el novio, todas cabecearon y se quedaron dormidas.

A la media noche se oyó gritar: “¡He aquí el novio! ¡Salid a recibirle!”

Entonces, todas aquellas vírgenes se levantaron y alistaron sus lámparas.

Y las insensatas dijeron a las prudentes: “Dadnos de vuestro aceite, porque nuestras lámparas se apagan.”

Pero las prudentes respondieron diciendo: “No, no sea que nos falte a nosotras y a vosotras; id, más bien, a los vendedores y comprad para vosotras mismas.”

Mientras ellas iban para comprar, llegó el novio; y las preparadas entraron con él a la boda, y se cerró la puerta.

Después vinieron también las otras vírgenes diciendo: “¡Señor, señor, ábrenos!”

Pero él respondiendo dijo: “De cierto os digo que no os conozco.”

Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora.

LOS DESCENDIENTES DE ADÁN



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Génesis > Los descendientes de Adán (1:5:1 - 1:5:32)

Este es el libro de los descendientes de Adán: Cuando Dios creó al hombre, lo hizo a semejanza de Dios.

Hombre y mujer los creó, y los bendijo. Y el día que fueron creados, llamó el nombre de ellos Hombre.

Cuando Adán tenía 130 años, engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.

Los años que vivió Adán después de engendrar a Set fueron 800, y engendró hijos e hijas.

Todos los años que vivió Adán fueron 930, y murió.

Cuando Set tenía 105 años, engendró a Enós.

Set vivió después de engendrar a Enós 807 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Set fueron 912, y murió.

Cuando Enós tenía 90 años, engendró a Cainán.

Enós vivió después de engendrar a Cainán 815 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Enós fueron 905, y murió.

Cuando Cainán tenía 70 años, engendró a Mahalaleel.

Cainán vivió después de engendrar a Mahalaleel 840 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Cainán fueron 910, y murió.

Cuando Mahalaleel tenía 65 años, engendró a Jared.

Mahalaleel vivió después de engendrar a Jared 830 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Mahalaleel fueron 895, y murió.

Cuando Jared tenía 162 años, engendró a Enoc.

Jared vivió después de engendrar a Enoc 800 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Jared fueron 962, y murió.

Cuando Enoc tenía 65 años, engendró a Matusalén.

Enoc caminó con Dios 300 años después de engendrar a Matusalén, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Enoc fueron 365 años.

Caminó, pues, Enoc con Dios y desapareció, porque Dios lo llevó consigo.

Cuando Matusalén tenía 187 años, engendró a Lamec.

Matusalén vivió después de engendrar a Lamec 782 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Matusalén fueron 969, y murió.

Cuando Lamec tenía 182 años, engendró un hijo,

y llamó su nombre Noé diciendo: “Este nos aliviará de nuestras obras y de la penosa labor de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehovah maldijo.”

Lamec vivió después de engendrar a Noé 595 años, y engendró hijos e hijas.

Todos los años de Lamec fueron 777, y murió.

Cuando Noé tenía 500 años, engendró a Sem, a Cam y a Jafet.

LAS TROMPETAS



Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Epístolas > El Apocalipsis de San Juan > Las trompetas (66:8:6 - 66:9:21)

Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas.

El primero tocó la trompeta. Y se produjo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados sobre la tierra. Y la tercera parte de la tierra fue quemada, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada.

El segundo ángel tocó la trompeta. Y algo como un gran monte ardiendo con fuego fue lanzado al mar. Y la tercera parte del mar se convirtió en sangre; y murió la tercera parte de las criaturas vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de los barcos fue destruida.

El tercer ángel tocó la trompeta. Y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha; y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de agua.

El nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por las aguas, porque fueron hechas amargas.

El cuarto ángel tocó la trompeta. Y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, de manera que se oscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba el día durante una tercera parte, y también la noche de la misma manera.

Miré y oí volar un águila por en medio del cielo, diciendo a gran voz: “¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, por razón de los demás toques de trompeta que los tres ángeles aún han de tocar!”

El quinto ángel tocó la trompeta. Y vi que una estrella había caído del cielo a la tierra, y le fue dada la llave del pozo del abismo.

Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como el humo de un gran horno; y fue oscurecido el sol y también el aire por el humo del pozo.

Y del humo salieron langostas sobre la tierra, y les fue dado poder como tienen poder los escorpiones de la tierra.

Y se les dijo que no hiciesen daño a la hierba de la tierra ni a ninguna cosa verde, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tienen el sello de Dios en sus frentes.

Se les mandó que no los matasen, sino que fuesen atormentados por cinco meses. Su tormento era como el tormento del escorpión cuando pica al hombre.

En aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero de ninguna manera la hallarán. Anhelarán morir, y la muerte huirá de ellos.

El aspecto de las langostas era semejante a caballos equipados para la guerra. Sobre sus cabezas tenían como coronas, semejantes al oro, y sus caras eran como caras de hombres.

Tenían cabello como cabello de mujeres, y sus dientes eran como dientes de leones.

Tenían corazas como corazas de hierro. El estruendo de sus alas era como el ruido de carros que con muchos caballos corren a la batalla.

Tienen colas semejantes a las de los escorpiones, y aguijones. Y en sus colas está su poder para hacer daño a los hombres durante cinco meses.

Tienen sobre sí un rey, el ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego tiene por nombre Apolión.

El primer ay ha pasado. He aquí vienen aún dos ayes después de esto.

El sexto ángel tocó la trompeta. Y oí una voz que salía de los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios,

diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: “Desata a los cuatro ángeles que han estado atados junto al gran río Eufrates.”

Fueron desatados los cuatro ángeles que habían estado preparados para la hora y día y mes y año, para que matasen a la tercera parte de los hombres.

El número de los soldados de a caballo era de dos miríadas de miríadas; yo escuché el número de ellos.

Y de esta manera, vi en la visión los caballos y a los que cabalgaban en ellos, que tenían corazas color de fuego, de jacinto y de azufre. Las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de sus bocas salía fuego, humo y azufre.

La tercera parte de los hombres fueron muertos por estas tres plagas: por el fuego, el humo y el azufre que salían de la boca de ellos.

Pues el poder de los caballos está en sus bocas y en sus colas. Porque sus colas son semejantes a serpientes, y tienen cabezas con las cuales hieren.

Los demás hombres que no fueron muertos con estas plagas ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, para dejar de adorar a los demonios y a las imágenes de oro, y de plata, y de bronce, y de piedra, y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni caminar.

Tampoco se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su inmoralidad sexual, ni de sus robos.

NOÉ CONSTRUYE EL ARCA



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Génesis > Noé construye el arca (1:6:9 - 1:6:22)

Esta es la historia de Noé: Noé era un hombre justo y cabal en su generación; Noé caminaba con Dios.

Noé engendró tres hijos: Sem, Cam y Jafet.

La tierra estaba corrompida delante de Dios; estaba llena de violencia.

Dios miró la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.

Entonces Dios dijo a Noé: “He decidido el final de toda carne, porque la tierra está llena de violencia por culpa de ellos. He aquí que los destruiré junto con la tierra.

Hazte un arca de madera de árbol conífero. Haz compartimentos al arca, y cúbrela con brea por dentro y por fuera.

Hazla de esta manera: de 300 codos de largo, 50 codos de ancho y 30 codos de alto.

Hazle una claraboya y termínala a un codo de la parte alta. La puerta del arca estará a uno de sus lados. Construye también un piso bajo, uno intermedio y uno superior.

Porque he aquí, yo voy a traer un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en la cual hay aliento de vida debajo del cielo. Todo lo que hay en la tierra morirá.

Pero estableceré mi pacto contigo. Entraréis en el arca tú, tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos contigo.

De todo ser viviente, de toda carne, meterás en el arca dos de cada especie, para que sobrevivan contigo. Serán macho y hembra:

de las aves según su especie; del ganado según su especie; de todo animal que se desplaza en la tierra, según su especie. Dos de cada especie vendrán a ti para sobrevivir.

Toma contigo toda clase de alimentos para comer, y almacénalos para que te sirvan de comida a ti y a ellos.”

Y Noé hizo conforme a todo lo que Dios le mandó; así lo hizo.

NACIMIENTO DE MOISÉS



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Éxodo > Nacimiento de Moisés (2:2:1 - 2:2:10)

Cierto hombre de la tribu de Leví tomó por esposa a una mujer levita.

Esta concibió y dio a luz un niño; y al ver que era hermoso, lo tuvo escondido durante tres meses.

No pudiendo ocultarlo más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la recubrió con asfalto y brea. Colocó en ella al niño y lo puso entre los juncos a la orilla del Nilo.

Su hermana se mantuvo a distancia para ver lo que le acontecería.

Entonces la hija del faraón descendió al Nilo para bañarse. Y mientras sus doncellas se paseaban por la ribera del Nilo, ella vio la arquilla entre los juncos y envió a una sierva suya para que la tomase.

Cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: —Este es un niño de los hebreos.

Entonces la hermana del niño preguntó a la hija del faraón: —¿Iré a llamar una nodriza de las hebreas para que te críe al niño?

La hija del faraón respondió: —Vé. Entonces la muchacha fue y llamó a la madre del niño.

Y la hija del faraón le dijo: —Llévate a este niño y críamelo. Yo te lo pagaré. La mujer tomó al niño y lo crió.

Cuando el niño creció, ella se lo llevó a la hija del faraón. El vino a ser para ella su hijo, y ella le puso por nombre Moisés, diciendo: “Porque de las aguas lo saqué.”

Entonces el rey dijo a los que servían: “Atadle los pies y las manos y echadle en las tinieblas de afuera.” Allí habrá llanto y crujir de dientes; porque muchos son los llamados, pero pocos los escogidos.

PARÁBOLA DE LA FIESTA DE BODAS



Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Mateo > Parábola de la fiesta de bodas (40:22:1 - 40:22:14)

Jesús respondió y les volvió a hablar en parábolas diciendo:

—El reino de los cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas para su hijo.

Envió a sus siervos para llamar a los que habían sido invitados a las bodas, pero no querían venir.

Volvió a enviar otros siervos, diciendo: “Decid a los invitados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido matados, y todo está preparado. Venid a las bodas.”

Pero ellos no le hicieron caso y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio;

y los otros tomaron a sus siervos, los afrentaron y los mataron.

El rey se enojó, y enviando sus tropas mató a aquellos asesinos y prendió fuego a su ciudad.

Entonces dijo a sus siervos: “El banquete, a la verdad, está preparado, pero los invitados no eran dignos.

Id, pues, a las encrucijadas de los caminos y llamad al banquete de bodas a cuantos halléis.”

Aquellos siervos salieron por los caminos y reunieron a todos los que hallaron, tanto buenos como malos; y el banquete de bodas estuvo lleno de convidados.

Pero cuando entró el rey para ver a los convidados y vio allí a un hombre que no llevaba ropa de bodas, le dijo: “Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin llevar ropa de bodas?” Pero él quedó mudo.

Entonces el rey dijo a los que servían: “Atadle los pies y las manos y echadle en las tinieblas de afuera.” Allí habrá llanto y crujir de dientes; porque muchos son los llamados, pero pocos los escogidos.

JESÚS SANA AL SIERVO DE UN CENTURIÓN



Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Mateo > Jesús sana al siervo de un centurión (40:8:5 - 40:8:13)

Cuando Jesús entró en Capernaúm, vino a él un centurión y le rogó

diciendo: —Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, y sufre terribles dolores.

Y le dijo: —Yo iré y le sanaré.

Respondió el centurión y dijo: —Señor, yo no soy digno de que entres bajo mi techo. Solamente di la palabra, y mi criado será sanado.

Porque yo también soy un hombre bajo autoridad y tengo soldados bajo mi mando. Si digo a éste: “Vé,” él va; si digo al otro: “Ven,” él viene; y si digo a mi siervo: “Haz esto,” él lo hace.

Cuando Jesús oyó esto, se maravilló y dijo a los que le seguían: —De cierto os digo que no he hallado tanta fe en ninguno en Israel.

Y os digo que muchos vendrán del oriente y del occidente y se sentarán con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos, pero los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera. Allí habrá llanto y crujir de dientes.

Entonces Jesús dijo al centurión: —Vé, y como creíste te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella hora.

ENSEÑANZA DE LA SANA DOCTRINA



Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Epístolas > Epístola de San Pablo a Tito > Enseñanza de la sana doctrina (56:2:1 - 56:2:15)

Pero habla tú lo que está de acuerdo con la sana doctrina;

que los hombres mayores sean sobrios, serios y prudentes, sanos en la fe, en el amor y en la perseverancia.

Asimismo, que las mujeres mayores sean reverentes en conducta, no calumniadoras ni esclavas del mucho vino, maestras de lo bueno,

de manera que encaminen en la prudencia a las mujeres jóvenes: a que amen a sus maridos y a sus hijos,

a que sean prudentes y castas, a que sean buenas amas de casa, a que estén sujetas a sus propios maridos, para que la palabra de Dios no sea desacreditada.

Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes,

mostrándote en todo como ejemplo de buenas obras. Demuestra en tu enseñanza integridad, seriedad

y palabra sana e irreprensible, para que el que se nos oponga se avergüence, no teniendo nada malo que decir de ninguno de nosotros.

Exhorta a los siervos a que estén sujetos a sus propios amos en todo: que sean complacientes y no respondones; que no defrauden, sino que demuestren toda buena fe para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.

Porque la gracia salvadora de Dios se ha manifestado a todos los hombres, enseñándonos a vivir de manera prudente, justa y piadosa en la edad presente, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, aguardando la esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí mismo un pueblo propio, celoso de buenas obras.

Estas cosas habla, exhorta y reprende con toda autoridad. ¡Que nadie te menosprecie!

¿PORQUE SE ODIAN LAS DOS COREAS?



A las 2 coreas las separaron después de la guerra.

Corea (unida) fue invadida por Japón durante la segunda guerra mundial y Japón fue uno de los países perdedores. Recuerde que los ganadores fueron Rusia (en ese entonces Unión de Repúblicas Socialistas Sovieticas) y los Estados Unidos.

Los ganadores se repartieron como tesoro de guerra los países que ellos habían "liberado".

Es decir Rusia se quedo con la parte norte de Corea que se dividió tomando como base el paralelo 38 e implantando el régimen Comunista y Los Estados Unidos se quedo con la parte Sur, esto sucedió en 1945 cuando finalizo la Segunda Guerra Mundial.

Corea no fue el único país que sufrió esto, hasta hace poco tiempo había dos Alemanias y también ocurrió lo mismo con Vietnam.

China no tuvo nada que ver la separación de las Coreas, pero China intervino en la guerra de Corea ya que como también era Comunista entro para apoyar a Corea del Norte y Estados Unidos apoyaba a Corea del Sur, pero esa es otra historia.

Corea del Norte es influenciada por Rusia y le genera odio a Corea del Sur y lo mismo pasa con corea del sur.

Este caso es un remanente de la Guerra Fria, porque Corea del Norte no cambio de sistema político y continúa la dictadura.

El problema no se ha resuelto hasta hora y tiende a complicarse.

Corea del Norte ordenó el viernes a sus unidades de cohetes que estén listas para atacar las bases militares de Estados Unidos en Corea del Sur y el Pacífico, después de que Estados Unidos hizo volar dos bombardeos invisibles con capacidad nuclear sobre la península de Corea en una inusual muestra de fuerza.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, dijo " que ha llegado la hora de ajustar las cuentas con los imperialistas de Estados Unidos a la vista de la situación imperante".

El jueves, Estados Unidos envió dos bombarderos B-2 Spirit -con la capacidad de evadir radares- a realizar vuelos de práctica sobre Corea del Sur, respondiendo a una serie de amenazas de Corea del Norte.

Los aviones viajaron desde Estados Unidos a Corea del Sur y regresaron en lo que pareció ser el primer ejercicio de su tipo, diseñado para mostrar la capacidad de Washington de realizar ataques de precisión a gran distancia "rápidamente y a voluntad", dijo el Ejército estadounidense.

Corea del Norte tiene un arsenal de misiles Scud de la era soviética que pueden alcanzar a Corea del Sur, pero sus misiles de mayor alcance no han sido probados.

Estados Unidos también hizo volar bombarderos B-52 sobre Corea del Sur esta semana.

Corea del Norte ha puesto a sus fuerzas militares en alerta máxima para combatir lo que llama ejercicios militares de guerra "hostiles".

NOTA: ESPERAMOS QUE LOS ÁNIMOS SE CALMEN Y LLEGUEN PRONTO A UN ACUERDO PARA QUE VIVAN EN PAZ Y ARMONIA

29 de marzo de 2013

JOSÉ INTERPRETA DOS SUEÑOS



Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Génesis > José interpreta dos sueños (1:40:1 - 1:40:23)

Aconteció después de estas cosas que el copero y el panadero del rey de Egipto ofendieron a su señor, el rey de Egipto.

El faraón se enfureció contra sus dos funcionarios, el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos,

y los puso bajo custodia en la casa del capitán de la guardia, en la cárcel donde José estaba preso.

El capitán de la guardia se los encargó a José, y él les servía. Estuvieron algunos días bajo custodia.

Y en una misma noche ambos, el copero y el panadero del rey de Egipto que estaban presos en la cárcel, tuvieron un sueño; cada uno su propio sueño, y cada sueño con su propia interpretación.

Por la mañana José vino a ellos y los vio, y he aquí que ellos estaban tristes.

Preguntó a los funcionarios del faraón que estaban con él bajo custodia en la casa de su señor, diciendo: —¿Por qué están tristes vuestras caras hoy?

Ellos le dijeron: —Hemos tenido un sueño, y no hay quien nos lo interprete. Entonces José les dijo: —¿Acaso no son de Dios las interpretaciones? Por favor, contádmelo a mí.

Entonces el jefe de los coperos contó su sueño a José, diciendo: —En mi sueño veía delante de mí una vid.

En la vid había tres ramas. Parecía que ella brotaba, florecía y sus racimos de uvas maduraban.

La copa del faraón estaba en mi mano, y yo tomaba las uvas, las exprimía en la copa del faraón y ponía la copa en la mano del faraón.

Y José le respondió: —Esta es su interpretación: Las tres ramas son tres días.

Dentro de tres días el faraón te hará levantar cabeza y te restituirá a tu puesto. Volverás a poner la copa en la mano del faraón, como solías hacerlo anteriormente, cuando eras su copero.

Pero cuando te vaya bien, acuérdate tú de mí. Por favor, actúa con misericordia para conmigo; haz mención de mí al faraón y hazme sacar de esta casa.

Porque yo fui secuestrado de la tierra de los hebreos, y nada he hecho aquí para que me pusieran en la cárcel.

Viendo el jefe de los panaderos que la interpretación había sido favorable, dijo a José: —También yo soñaba que había tres cestas de pan blanco sobre mi cabeza.

En la cesta superior había toda clase de manjares de pastelería para el faraón, pero las aves se los comían de la cesta que estaba sobre mi cabeza.

Entonces José respondió: —Esta es su interpretación: Las tres cestas son tres días.

Dentro de tres días el faraón quitará tu cabeza de encima de ti. Te hará colgar en la horca, y las aves comerán tus carnes.

Y sucedió que al tercer día fue el cumpleaños del faraón, y él dio un banquete a todos sus servidores. Entonces levantó la cabeza del jefe de los coperos y la cabeza del jefe de los panaderos, en medio de sus servidores.

Al jefe de los coperos lo restituyó en su cargo de copero, y éste volvió a poner la copa en la mano del faraón.

Pero hizo ahorcar al jefe de los panaderos, como José les había interpretado.

Sin embargo, el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él.

EL GRAFENO EL MATERIAL DE DIOS



El Grafeno, llamado el material de Dios, es un asombroso avance de la ciencia.

El grafeno es una sustancia formada por carbono puro, con átomos dispuestos en un patrón regular hexagonal similar al grafito, pero en una hoja de un átomo de espesor. Es muy ligero, una lámina de 1 metro cuadrado pesa tan sólo 0,77 miligramos.

El Premio Nobel de Física de 2010 se le otorgó a Andre Geim y a Konstantin Novoselov por sus revolucionarios descubrimientos acerca del material bidimensional grafeno.

Propiedades destacadas
-Es muy flexible
-Es transparente
-Autoenfriamiento.
-Conductividad térmica y eléctrica altas.
-Elasticidad y dureza elevadas: dureza: 200 veces mayor que la del acero, casi igual a la del diamante.
-Reacción química con otras sustancias para producir compuestos de diferentes propiedades.
-Soporte de radiación ionizante.
-Gran ligereza, como la fibra de carbono, pero más flexible.
-Se calienta menos al conducir los electrones.
-Menor consumo de electricidad cuando se utiliza para construir semiconductores.
-Generación de electricidad al ser alcanzado por la luz.
-Ratio Superficie/Volumen muy alto, lo que le otorga un buen futuro en el mercado de los supercondensadores.
-Se puede dopar introduciendo impurezas para cambiar su comportamiento primigenio de tal manera que se pueda hacer que no repela el agua o que incluso mejore todavía más la conductividad.
-Cuando una lámina de grafeno recibe algún daño que quiebra su estructura produciendo un agujero consigue atraer átomos de carbono situados en las proximidades para así reparar los huecos (se autorepara).
-Transparencia casi completa y densidad tal que ni siquiera los átomos de helio, que son los más pequeños que existen podrían atravesarlo.
-Aunque no deja pasar el helio, sí permite paso al agua.

Todo esto lo dota de gran potencial de desarrollo.


Descubrimiento

El repentino aumento del interés científico por el grafeno puede dar la impresión de que se trata de un material nuevo. En realidad se conoce y se ha descrito desde hace más de medio siglo. El enlace químico y su estructura se describieron durante el decenio de 1930. P. R. (Philip Russell) Wallace calculó por primera vez (en 1949) la estructura electrónica de bandas.

Las propiedades del grafeno son ideales para utilizarlo como componente de circuitos integrados. Está dotado de alta movilidad de portadores, así como de bajo nivel de «ruido». Ello permite que se le utilice como canal en transistores de efecto campo (FET).

La dificultad de utilizar grafeno estriba en la producción del mismo material en el sustrato adecuado.

En diciembre de 2008, IBM anunció que habían fabricado y caracterizado transistores que operaban a frecuencias de 26 gigahercios (GHz). En febrero de 2010, la misma empresa anunció que la velocidad de estos nuevos transistores alcanzó los 100 GHz. En septiembre de 2010 se alcanzaron los 300 GHz.

Las publicaciones especializadas rebosan de artículos en los que se atribuye a esta estructura de carbono cualidad de «panacea universal o Material de Dios» en la tecnología para reemplazo de dispositivos de silicio por grafeno.

El grafeno no puede dejar de conducir electricidad: no se puede apagar.

El problema principal que impide la explotación del grafeno es que la producción de grandes muestras es limitada.

En 2011 el telescopio espacial Spitzer de la NASA descubrió grafeno en el espacio

Para entender mejor el futuro que nos espera observe el siguiente video


Seguir en Facebook

EnPazyArmonia