Gracias por su visita.

31 de mayo de 2015

¿PORQUE LAS IMÁGENES DEL BLOG ENPAZYARMONIA ALGUNAS VECES NO TIENEN RELACION CON EL CONTENIDO DEL ARTICULO?


En las imágenes del blog ENPAZYARMONIA se utiliza la técnica de ASOCIACION DE IDEAS E IMÁGENES con lo cual se desea llamar la atención del lector y atraerlo a leer el artículo. Esta técnica facilita al lector la recordación y es ampliamente usada en el campo de la Publicidad y el Mercadeo de productos.

Así mismo, el blog utiliza fotos de mujeres porque mediante el seguimiento a las estadísticas de consultas del blog se ha comprobado que es la forma más fácil de capturar y llamar la atención del lector que deambula por la red utilizando los buscadores. Desafortunadamente el mundo actual emplea fotos de mujeres para vender cualquier producto.

Se ha podido comprobar que los artículos que tienen fotos de mujeres son más consultados que los demás. Seguramente esto confirma que la mujer es la máxima obra de la creación.

El siguiente artículo le ayudará a entender la técnica de “asociacion de ideas e imágenes” que se utiliza en el blog:


LA ASOCIACION DE IDEAS Y DE IMAGENES

La memoria es la facultad de conservación o de restauración, y comprende la reminiscencia, el reconocimiento y la localización en el pensamiento.

La imaginación debe estudiarse inmediatamente después de la memoria ya que sus invenciones no son otra cosa más que combinaciones de recuerdos; en cuanto al estudio de la asociación de ideas, constituye una parte del estudio de la memoria, ya que es mediante la asociación que son recordados la mayor parte de los recuerdos.

Desde el punto de vista psicológico, no hay que entender por asociación de ideas o imágenes nada más que el hecho de que una idea o una imagen recuerda otra en la conciencia; esto resulta de lo que hemos dicho a propósito de las facultades en general.

Habría sin duda motivo para contemplar asociaciones de sentimientos, pero se explican de la misma manera que las asociaciones de ideas o de imágenes; existe además lo que se llama la memoria motriz, que es una organización muy compleja de recuerdos de movimientos y que depende sobre todo de asociaciones de ideas o de imágenes y quizás también de asociaciones de sentimientos.

Aristóteles es el primero que haya hablado de la asociación de ideas: distingue las asociaciones por contigüidad en el espacio y en el tiempo, por semejanza y por contraste. Se ha querido reducir la asociación por contigüidad en el espacio a la asociación por contigüidad en el tiempo, bajo el pretexto de que para que dos cosas contiguas en el espacio puedan asociarse, es necesario que hayan sido vistas en el mismo momento o en dos momentos sucesivos: pero incluso si esto es cierto, hay motivo para mantener la distinción porque el espacio no se reduce por ello al tiempo, ni la simultaneidad, orden en el espacio, a la sucesión, orden en el tiempo.

En segundo lugar, se ha pretendido que el contraste no es más que un caso particular de la semejanza: sin duda no se puede hablar de contraste más que entre dos cosas que tienen una cierta naturaleza común, pero no es evidentemente por lo que tienen de común que puede haber contraste entre ellas.

Por otra parte quien dice contraste dice forzosamente desemejante y existe contradicción en contemplar la desemejanza como un caso particular de la semejanza.

Hume admite asociaciones por semejanza, por contigüidad en el tiempo y en el espacio y por causalidad; únicamente tenemos que insistir sobre este último punto puesto que los otros casos estaban diferenciados por Aristóteles.

La idea de causa no puede jugar un papel en la asociación de ideas más que en tanto que tiene una existencia psicológica, pero entonces no hace más que reforzar una asociación por contigüidad que existe ya, pues, entre causa y efecto, existe necesariamente contigüidad: no hay pues verdaderamente motivo para distinguir el caso de asociación por causalidad.

El filósofo escocés Reid distingue dos tipos de causas de asociación, a saber, en primer lugar, las relaciones fortuitas tales como la contigüidad en el espacio y en el tiempo, la relación de los signos con las cosas significadas, etc., y en segundo lugar, las relaciones lógicas de causa a efecto, de continente a contenido, de principio a consecuencia: no se ve demasiado qué interés puede tener, para explicar hechos psicológicos, que las relaciones que existan entre las causas primitivas de esos hechos sean fortuitas o lógicas. Esta distinción no puede hacerse más que situándose en un punto de vista que no tiene nada de psicológico; además, es al menos dudoso que existan relaciones puramente fortuitas: por ejemplo la relación del signo con la cosa significada, que Reid contempla como tal, puede sin duda ser el resultado de una convención, pero no existe ninguna convención que sea completamente arbitraria.

Gran número de psicólogos quieren reducir la asociación por semejanza a la asociación por contigüidad, haciendo observar que la semejanza es una identidad parcial: A + C nos recuerda A + B por asociación, ya que en nuestra conciencia A, que está actualmente contiguo a C, lo ha estado antes a B. Se puede objetar a esto que cada una de las sensaciones de las que tenemos claramente conciencia es simple y no se puede descomponer, aunque por otra parte podamos tener varias a la vez.

Sin duda en nuestra subconsciencia la fusión no se opera entre las múltiples sensaciones elementales que tienen como resultante una sola sensación clara y distinta, mas no habría que exagerar el papel que puede jugar la subconsciencia en el fenómeno de la asociación. Aunque haya ciertamente asociaciones que se establecen fuera del campo de la conciencia clara y distinta, se podrían citar por otra parte casos en los que dos sensaciones que decimos semejantes en cierta medida, son de alguna manera sensaciones dobles, y otros en los que estados emotivos semejantes son suscitados por sensaciones muy diferentes, pero que devienen así parcialmente idénticas, si no en sí mismas, al menos por sus efectos.

Pero estos no son más que casos muy particulares como para permitirnos generalizar, y no podemos legítimamente inferir de ellos que el caso de la semejanza se reduzca siempre al caso de la contigüidad.

La semejanza, hemos dicho, es una identidad parcial, es decir una identidad de ciertos elementos de las dos cosas que se semejan; el contraste se refiere igualmente a elementos inherentes a una y a otra de las dos cosas entre las que existe ese contraste. Es pues fácil comprender la causa de la asociación.

Dos cosas contiguas aún están separadas, pero la asociación no puede ser posible más que si ha habido un enlace, y enlace supone siempre fusión o síntesis al menos parcial. Este enlace, dado que no existe en las cosas, no puede haber sido obrado pues más que por un cierto poder propio de la conciencia; luego, en definitiva, es esa función sintética que ya hemos reconocido a la conciencia, la que explica la asociación de ideas y en consecuencia la memoria, en tanto que ésta es asociación de ideas.

Ahora bien, si la actividad sintética de la conciencia explica bien el enlace, el cual explica la asociación y el recuerdo por asociación, queda por explicar de qué manera este enlace tiene un efecto duradero.

El recuerdo claramente consciente no se explica completamente más que si se recurre a la memoria subconsciente, una memoria depósito donde subsisten todos los enlaces operados en el pensamiento por la conciencia.

Por otra parte, no se ve de qué manera podría salir algo completamente de la conciencia, ni sobre todo cómo volvería a ella; el fenómeno del reconocimiento en particular sería incomprensible si no se admitiera la memoria subconsciente.

Nos queda por ver qué parte tiene la fisiología en la asociación de ideas; en primer lugar parece que el olvido debe explicarse fisiológicamente, y en efecto se explica por la fatiga, que ella misma no tiene sentido más que en fisiología. Observemos por otra parte que según lo que acabamos de decir, no puede tratarse más que de un olvido relativo, en el sentido de un paso de la conciencia clara y distinta a la subconsciente. Pero las funciones del sistema nervioso no explican únicamente el olvido, pueden concurrir en cierta medida a explicar la asociación de ideas: no hay duda de que a todas las excitaciones simultáneas o contiguas en el tiempo, del sistema nervioso, no correspondan enlaces de movimientos cuya reproducción posterior vendrá facilitada por cambios moleculares de los elementos nerviosos, de tal manera que si un cierto estado cerebral se reproduce en parte bajo la influencia de un estimulante exterior, o incluso de una causa interior cualquiera, el resto de este estado debe tender a regenerarse igualmente. De igual modo, todo estímulo de un estado parcialmente semejante a otro debe tender a regenerar a este otro por completo.

Así pues hemos de admitir la existencia de ciertas condiciones fisiológicas de la asociación por contigüidad y de la asociación por semejanza, pero no hay que olvidar que ningún movimiento puede engendrar él mismo, ni por primera vez, ni posteriormente, un pensamiento o un estado de conciencia cualquiera, y que lo fisiológico no puede ser a lo sumo más que una causa ocasional de lo psíquico.

En suma, la asociación de ideas debe explicarse simultáneamente por dos actividades concurrentes: por una parte, la de la conciencia que opera síntesis y que conserva el recuerdo de manera permanente en su parte más o menos oscura, que llamamos el subconsciente, y por otra, la actividad cerebral bajo la forma de organización de reflejos y de lo que puede llamarse la memoria orgánica, es decir la persistencia de las modificaciones moleculares que deja todo estímulo.


Pero debe quedar claro que la actividad de la conciencia explica ella sola el hecho psicológico considerado en sí mismo; la explicación fisiológica no da cuenta más que de las condiciones orgánicas de este hecho, y si ella tiene aquí más importancia que la que posee respecto a otros hechos psicológicos, es porque la memoria es más dependiente del organismo que los hechos intelectuales de un orden más elevado.  

CÓMO LLEGAR A LOS 85 CON BUENA CABEZA


Muchas personas creen que al envejecer es irremediable que las personas ‘pierdan la cabeza’ en el sentido de ver como empeoran significativamente capacidades mentales como la memoria, la orientación o la habilidad para razonar.

Es verdad que al hacernos mayores nuestro cerebro también envejece y ello suele conllevar cambios a nivel cognitivo como ser más lentos a la hora de procesar la información o incluso ser menos flexibles a los cambios e imprevistos. Sin embargo, todo ello no significa que todos los ancianos vayan a desarrollar un deterioro progresivo de sus habilidades mentales.

Entonces, la pregunta que toca hacerse es ¿quién tiene más riesgo de sufrir un deterioro cognitivo importante? Pues aunque hablamos de probabilidades y no de certezas, parece que existen ciertos factores de riesgo y también otros que nos protegen del deterioro cognitivo allá por los 85 años.

La doctora Rosebud O. Roberts, de la Clínica Mayo en Rochester (Minnesota) y un equipo de investigadores han realizado un estudio en el que participaron 256 personas de más de 85 años a las que realizaron evaluaciones cognitivas mensuales a lo largo de 15 meses. Además, al inicio del estudio se recogió información sobre el estilo de vida que habían llevado y las enfermedades padecidas.

Los resultados nos permiten hacernos una idea de qué aspectos de la vida y la salud son relevantes como predictores de ese declive cognitivo más allá de lo esperado por la edad.

Entre los factores de riesgo encontramos que poseer el alelo E4 del gen APOE (tradicionalmente relacionado a la enfermedad de alzhéimer), presentar hipertensión hacia la mediana edad, estar deprimido, tener enfermedades vasculares y otras patologías crónicas fueron factores que se asociaban positivamente con un diagnóstico de deterioro cognitivo leve, independientemente de la edad, el sexo y el nivel educativo.

Por otro lado, entre los factores protectores los autores mencionan el participar en actividades sociales, artísticas o realizar manualidades tanto en la mediana edad como en la vejez, y curiosamente, usar el ordenador en la vejez se mostró importante como protector del deterioro cognitivo leve.

Este estudio es interesante. Evidentemente hay aspectos que no podemos controlar, como los genes con los que venimos, pero desde luego hay otros factores que dependen mucho de nosotros como nuestros hábitos y costumbres.


En este sentido, los autores explican que las estrategias preventivas frente al declive cognitivo deberían ponerse en práctica desde la mediana edad y mantenerse hasta la vejez para conseguir un mejor efecto.

ATREVERTE A SER TÚ MISMO


Acercarte a los genios te inspira y siempre aprendes de ellos o eliges desaprender. 

Si los cambios te intimidan lee alguna biografía del músico francés Héctor Berlioz (1803-1869). 

Conocido por obras revolucionarias como su Sinfonía Fantástica, Berlioz fue un gran innovador. 

Esa obra iba tan en contravía de todo lo que se había compuesto que el músico tuvo que hacer lo siguiente: 

Dejó al director notas como éstas: “Esto no es un error del copista”, o “está escrito así a propósito”.   

Acaso ni él mismo pensó en el éxito que obtuvo porque antes había intentado suicidarse. 

Lo hizo por una decepción amorosa en un intento fallido y luego nos dejó obras inmortales.


Mira si tú también quieres salir de moldes estrechos, cambiar y atreverte a ser tú mismo

APRENDE A ESCUCHAR TU CONCIENCIA


Muchas veces queremos hacer algo y no sabemos si está bien o está mal pero
afortunadamente el poder está dentro de nosotros: la conciencia

Cuando te planteas un tema que quieres solucionar y escuchas los primeros susurros de tu conciencia normalmente procedes de dos maneras

a) actuamos en armonía o
b) nos decimos mentiras racionales.

Si optamos por la a) nos sentimos tranquilos, te es más fácil reconocer esa voz que te está diciendo que vas por buen camino.

Si eliges la b) te sientes con falta de armonía, tensión. Comienzas a justificar tu decisión y a acusar a otros, si es posible, y pones mil y una excusas.

Por eso espero que la próxima vez que se te plantee un problema oigas a "tu voz interior".


COMO LLEGAR A TENER UNA LINDA CABELLERA


Tips

Hidratación: Tanto para el cuerpo es importante el beber agua, déjame decirte que es esencial para la hidratación del cabello.

Limpieza: un día después  hay que brindarle un tratamiento para higiene del cabello, para ello utilizaremos  shampoo y acondicionador, es recomendable  utilizar alguno que sea de sidra y manzana.

Durante el baño:  es eficaz que durante el baño hagamos un masaje suave para exfoliar .

Agua fría: debes aprender que el cabello debe enjuagarse con agua tibia, ya que el agua caliente maltrata  tu cabello, esto ayudara que el cabello este brillante y también ayudara al crecimiento.


Mascarilla: una de las mejores que puedes aplicar a tu cabello es aque que contiene miel, aceite de oliva y huevo, mezcla los res ingredientes y aplícalo después de tu shapoo, algo así como un sustituto de acondicionador eso si dejando actuar por veinte minutos, aplicarlo dos veces al mes, con ello obtendrás un cabello brillante e hidratado.

QUE TAN BUENA ES LA CAFEÍNA


La cafeína aumenta la sensación de alerta neutralizando temporalmente la adenosina, un sedante natural del cerebro. “Cuando no se duerme todo lo necesario, se despierta con más adenosina de lo normal en el cerebro”, explica Timothy Roehrs, del Centro de Trastornos e Investigación del Sueño del Hospital Henry Ford, en Detroit.

Por eso el consumo de cafeína reduce la somnolencia. Pero si sueles tomar mucho café, quizá necesites más de lo habitual para contrarrestar los efectos de una desvelada. “Cuando se adquiere tolerancia a la cafeína, el cerebro crea más receptores de adenosina”, añade Roehrs. “La cafeína adicional se requiere para bloquear los nuevos receptores”.

Las personas que no toman cafeína a menudo “suelen ponerse mucho más alertas y aptas para realizar tareas cognitivas y motoras —por ejemplo, concentrarse en actividades rutinarias o aburridas como mecanografiar— si ingieren la dosis adecuada de cafeína.
Según un profesor de quinesiología en la Universidad de Arkansas, “la cafeína puede mejorar el rendimiento físico en pruebas de resistencia como el trote, aunque su efecto es menor en esfuerzos intensos y breves como los sprints y alzar pesas”. La cafeína nos hace quemar más reservas de grasa en vez de las limitadas reservas de carbohidratos de los músculos, que al quedarse sin ellas se fatigan. El beneficio quizá sea menor en los consumidores habituales de cafeína.

 Parkinson: En un estudio de más de 300,000 hombres y mujeres estadounidenses, los que consumían al menos 600 mg de cafeína al día (una taza mediana de café contiene de 95 a 200 mg) corrían 30% menos riesgo de contraer el mal de Parkinson en un lapso de 10 años que quienes consumían el mínimo (menos de 20 mg al día). Los enfermos de parkinsonismo pierden poco a poco las neuronas que pro-duce el neurotransmisor dopamina. La cafeína protege esas células.

Enfermedad de Alzheimer: “En los ratones, la cafeína no sólo previene el deterioro de la memoria, sino que reduce notablemente la acumulación de betaamiloide, la proteína nociva que muchos expertos consideran causa fundamental de la enfermedad”, dice Gary Arendash, de la Universidad del Sur de Florida. Los pocos estudios que se han hecho con seres humanos son contradictorios. En uno realizado en Hawai con casi 3,500 hombres maduros durante 25 años, los que dijeron tomar al menos 400 mg de cafeína al día corrían 55% menos riesgo de presentar al morir las lesiones cerebrales distintivas de la demencia senil que quienes dijeron tomar menos de 140 mg al día. Aun así, no era menor su riesgo de contraer demencia senil en vida.

 Dolor de cabeza: Cuando sobreviene el dolor, los vasos sanguíneos del cerebro se dilatan. La cafeína los constriñe, y es, además, un analgésico ligero.

 CUANDO LA CAFEÍNA PUEDE HACER DAÑO

Embarazo: La fundación estadounidense March of Dimes aconseja a las mujeres gestantes o que quieren embarazarse no tomar más de 200 mg de cafeína al día porque “no se pueden descartar” los efectos nocivos de dosis mayores en la fertilidad y la salud fetal.

Trastornos del sueño: “Pocas personas saben cuánta cafeína les quita el sueño”, dice Laura Juliano. “Quienes la metabolizan despacio pueden tener todavía suficiente en el organismo para no poder dormir por la noche aunque hayan dejado de tomarla muy temprano”. Quienes dejan la cafeína suelen decir que duermen más y mejor, señalan Roehrs y Juliano.

CUANDO LA CAFEÍNA NO HACE NI BIEN NI MAL

Ritmo cardicaco: En un estudio que dio seguimiento a más de 130,000 hombres y mujeres durante 30 años, tomar café (ya fuera normal o descafeinado) no aumentó el riesgo de contraer arritmias, ni siquiera entre los que padecían ya afecciones cardiacas.

Peso corporal:  Muchos laboratorios añaden cafeína a las píldoras para adelgazar porque acelera el metabolismo, al menos por un breve lapso. Aun así, “hay pocas pruebas de que la cafeína ayude a bajar de peso o a guardar la línea tras haber adelgazado”, dice Ganio.


Presión arterial:  Aunque los consumidores de cafeína sufren un leve aumento de la presión arterial, los estudios de largo plazo no demuestran una relación clara entre el consumo de café y el desarrollo de hipertensión, señala Rob van Dam, de la Universidad Nacional de Singapur.

DESCARTES Y SUS FRASES CÉLEBRES


René Descartes (1596 – 1650) René Descartes fue un filósofo, matemático y físico francés, considerado el padre de la filosofía moderna y uno de los nombres más destacados de la revolución científica.

Nacido en una familia de baja nobleza, trece meses después de su nacimiento, su madre murió tras dar a luz un nuevo hijo que no logra sobrevivir. Es criado por su abuela, por su padre y por una nodriza de la que no se separará jamás.

Su padre lo llamaba “pequeño filósofo”, pues desde su más tierna infancia no paraba de plantearse preguntas sobre todo. En la escuela sus profesores no tardaron en darse cuenta de sus dotes intelectuales y de su interés por las matemáticas y la filosofía. Tras estudiar Derecho y Medicina en la Universidad de Poitiers (Francia), acaba trasladándose a los Países Bajos donde llevaría una vida modesta y tranquila.

Su principio filosófico más famoso es “cogito, ergo sum” (“pienso, luego existo”), un elemento esencial del racionalismo occidental. Descartes expone su método filosófico y científico en el escrito “Reglas para la dirección de la mente” (1628) y, sobre todo, en su conocido “Discurso del método” (1637), donde, con gran claridad y sencillez, propone cuatro normas fundamentales que rompen con la escolástica impartida en las universidades de la época. Sus ideas supusieron una revolución para la filosofía y la teología, aplaudidas por unos (como Malebranche) y criticadas por otros (como Spinoza o Leibniz).

Descartes falleció el 11 de febrero de 1650, a los 53 años de edad supuestamente a causa de una neumonía. Sin embargo, el historiador Eike Pies en su libro “El homicidio de Descartes, documentos, indicios, pruebas”, concluyó que la muerte de este se debió a un envenenamiento por arsénico y señala a un sacerdote, François Viogué, como responsable o al menos instigador del crimen.

Estas son sus frases más famosas:

“Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro”.

“Sentir no es otra cosa que pensar”

“Pienso y dudo, luego existo”.

“Apenas hay algo dicho por uno cuyo opuesto no sea afirmado".

“Los malos libros provocan malas costumbres y las malas costumbres provocan buenos libros”.

“Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros, o ir por el buen camino”.

“Vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos jamás”.

“Hasta una falsa alegría suele ser preferible a una verdadera tristeza”.

No hay nada repartido de modo más equitativo en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente”.

“Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas”.

“No basta tener buen ingenio; lo principal es aplicarlo bien”.


“La lectura es una conversación con los hombres más ilustres de los siglos pasados”.

LECCIONES DE LIDERAZGO DEL PAPA FRANCISCO


Quizás no tenga un M.B.A., pero el papa Francisco le podría enseñar un par de cosas sobre como dirigir una empresa.

A continuación cuatro lecciones:

1.Sea humilde.
El papa Francisco ha escrito que la humildad es una de las cualidades más importantes que un verdadero líder debe tener. Pero no es suficiente actuar con humildad: Francisco dice que debe ser autentico.
El Papa se ha colocado a si mismo consistentemente al mismo nivel de sus seguidores, y señala que líderes empresariales como la ex presidenta ejecutiva de eBay Inc. Meg Whitman, y la ex presidenta ejecutiva de Travelocity Michelle Peluso, han hecho lo mismo al abandonar la oficina del jefe y sentarse en cubículos comunes y corrientes.
"Hay bastante margen para que los presidentes ejecutivos crezcan en humildad"
El Papa no es anticapitalista, pero probablemente cree que los ricos podrían ser más caritativos.

2.Tenga una mente abierta.
El lema del papa Francisco es "primero las personas, y todo lo demás viene después". La carrera del Papa ha consistido mucho menos en mantener a los católicos fieles a las verdades perennes de su fe y más en servir a la gente. Por ejemplo, aunque Papas anteriores han lavado ceremoniosamente solo los pies de hombres cristianos, el papa Francisco ha lavado los pies tanto de hombres como de mujeres de distintas creencias.
El Papa se ha negado a juzgar a personas que de otra manera habrían sido rechazadas por la Iglesia, incluyendo la comunidad LGBT. Indica que los buenos líderes no hablan con altanería con sus seguidores, sino que entablan un diálogo abierto:
"Es importante, dice Francisco, no transmitir un monólogo al hablar con su gente y tomar en cuenta la naturaleza cambiante de nuestra cultura".

3.No puede hacerlo todo desde su escritorio.
El papa Francisco piensa que la Iglesia debería dirigirse como un hospital de campaña, lo que implica que los líderes no pueden permanecer inactivos y sólo dictar órdenes desde el altar.
"No quiere burócratas". De manera similar, los grandes empresarios pasan tiempo en el mundo real para conocer a sus clientes. Además, los grandes gerentes descentralizan el proceso de toma de decisiones, evitan la microgestión y confían en que sus empleados harán bien su trabajo.

4.No permita que los fracasos lo depriman.
En un gesto que sorprendió a muchos, el papa Francisco hizo su propia confesión este año antes de escuchar las confesiones de otros, reconociendo que el también comete errores. Con respecto a las gestiones por los escándalos de abuso sexual de menores que enfrenta la Iglesia, el papa Francisco ha aprendido "que esquivar la adversidad raramente funciona".

"Obsesionarse con heridas del pasado no le ayudará en el futuro. Para ser líder de la magnitud del papa Francisco, uno debe reconocer que algunas veces flaqueará, y que los errores son aceptables siempre y cuando puedan aportar a futuros triunfos".

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SER UN BUEN DOCENTE 4


60. Expresión corporal. Cuida tu expresión corporal. Dice mucho de ti y de cómo enseñas. Transmite pasión, energía y entusiasmo. Créete aquello que les estás enseñando. Sin pasión no hay aprendizaje.

61. Normas. Es muy importante que definas en tus clases cuáles son las normas más importantes para ti. Te recomiendo que no excedan de cinco. Estas normas deben ser asimiladas y respetadas por el grupo. No olvides nunca que menos es más. Tampoco olvides que dichas normas no pueden contradecir el reglamento de tu centro escolar.

62. Comodidad. Asiste a tu centro escolar con ropa cómoda. La ropa que llevas para trabajar debe ser una ropa con la que te sientas a gusto y seguro.

63. Resolución. Si una tarea te lleva menos de dos minutos hacerla, hazla en ese momento. No la pospongas. Así evitarás que a la larga puedas caer en lo que llamo la procrastinación docente.

64. Es que siempre se ha hecho así. Evita en todo momento decir la frase Es que siempre se ha hecho así. Si alguna vez la pronuncias, entonces debes plantearte la conveniencia de salir de tu zona de confort.

65. Perdón. Aprende a pedir perdón a tus alumnos. Aprende a disculparte ante ellos en el caso de que hayas cometido alguna injusticia, por ejemplo. El pedir perdón te acercará más a tus alumnos porque te hace más humano, más cercano a ellos.

66. Acoso escolar. Sé inflexible ante cualquier intento de acoso escolar. Puedes ver los cuatro tipos de acoso escolar en el siguiente enlace.

67. Corrección. Procura corregir pruebas y exámenes en la mayor brevedad posible para que así no pierdan valor para el alumno.

68. Generosidad. Fomenta en todo momento la generosidad en el aula. Dicha generosidad puede trabajarse dando o prestando algo. Desde un pañuelo a un bolígrafo o un libro. La generosidad con que tratas a tus alumnos es algo que ellos te retornarán en el aula cuando les exijas algo.

69. Aprendizaje desde el alumno. Procura aprender en cada clase algo de tus alumnos. No olvides que una sesión lectiva es una clase para enseñar, pero también es una magnífica oportunidad de aprender de tus alumnos. Para ello debes fomentar el diálogo y las preguntas abiertas.

70. Smartphone. Usa tu smartphone en el aula para usos educativos. Fotografiar y grabar el proceso de tus alumnos o, por ejemplo, dinámicas realizadas en clase tiene un alto contenido emocional y te permite reproducirlas en el aula para crear momentos especiales. Si quieres saber qué uso hago del smartphone en el aula puedes consultar el siguiente enlace.

71. Tiza. Cuando estés borrando la pizarra tradicional, no abras la boca. Así evitarás que entre el polvo de la tiza. Aléjate también unos segundos para que caiga todo el polvo de la tiza al suelo.

72. Reuniones. En las reuniones de quipos docentes debes procurar por todos los medios llegar a algún tipo de acuerdo, ya sea individual o grupal.

73. Disposición del espacio. Ten presente que existen muchas formas de disponer a tus alumnos en el aula. En este sentido es importante que valores la forma de sentarte de tus alumnos en función de la actividad que vayas a realizar. También conviene plantearse el hecho de que tus alumnos siempre mantengan la misma disposición en tus clases.

74. Disrupción. Si te encuentras con una fuerte disrupción o conducta disruptiva en el aula, te aconsejo que trabajes a partir de actividades mecanizadas porque implican una mayor concentración del alumno.

75. Recapitulación. Es tan importante enseñar como recapitular sobre lo que has enseñado en una sesión lectiva. Siempre que el tiempo te lo permita, haz una recapitulación hacia el final de la sesión lectiva para recordar todo aquello que les has enseñado, para recordar todo aquello que tus alumnos han aprendido.

COMO MANEJAR LA REBELDÍA DE LOS ADOLESCENTES


Los enfrentamientos con los hijos se manejan negociando y evitando llegar a extremos.

Los adolescentes no son niños y tampoco adultos, es un período en el cual el joven busca su identidad, lo cual hace comprensible que muchas veces no encuentre su lugar en el entorno familiar.

Los adolescentes no son niños y tampoco adultos, es un período en el cual el joven busca su identidad, lo cual hace comprensible que muchas veces no encuentre su lugar en el entorno familiar.

La conducta rebelde y desafiante de los jóvenes es una manera de poner a prueba los límites impuestos a lo largo del proceso de formación. Aunque esto resulta muy difícil para los padres, oponerse a los esquemas les permite a los jóvenes ir en busca de su propia identidad, basada en la adquisición de independencia y autonomía.

También, en muchos casos, los adolescentes deciden actuar en contra de las normas, por la presión de otros que los llevan a pasar por alto la autoridad de los padres como una forma de ganar aceptación entre sus pares.

Este es uno de los aspectos que más afecta a los padres y muchas de estas actitudes son causa de preocupación y angustia, además porque la transgresión a los límites, con frecuencia termina expresándose a través de sentencias provocadoras, frases hirientes, reacciones fuertes, agresivas y rupturas en la comunicación.

Algunos padres responden con una actitud autoritaria, que aunque tiene la intención de poner al joven en su lugar, puede generar más rebeldía y oposición de su parte. En general, el adolescente no es rebelde por molestar a los padres sino porque dicha actitud hace parte del tiempo complejo que está viviendo. Los padres, a menudo piensan que tienen que poner su posición por encima de todo, que parte de educar a los hijos es no dejar pasar nada. Esto puede llevar a un mayor desgaste, por lo que lo más sensato es elegir inteligentemente que batallas dar para preservar la relación y ayudar a nuestros hijos en el momento en que lo necesiten.

Otros por el contrario, se dejan intimidar por este comportamiento de sus hijos, y terminan dándose por vencidos, ceden a las peticiones de los jóvenes, aunque sean absurdas, propiciando un permanente chantaje que menoscaba la autoridad y el respeto.

Ambas posturas se ubican en los extremos y además de poco útiles, terminan actuando en contra de padres e hijos. ¿Qué podemos hacer como padres?

Evaluar el contexto
Cuando un joven quebranta las normas, es muy importante identificar en qué condiciones sucede. Si es una conducta frecuente, si es un hecho aislado. Si responde a una manera ‘normal’ de expresar rebeldía. Muchas veces son reacciones a eventos que lo afectan emocionalmente como problemas familiares, en el colegio o con los amigos. Abordar este tema con buena información permite dar pasos más seguros en su manejo.

Medir las decisiones
Como este es un tema que angustia mucho a los padres, es preciso actuar con calma y ‘cabeza fría’, para determinar las acciones a seguir.
Es importante lograr el equilibrio. Este va desde revisar las normas existentes, para que atiendan a la nueva realidad del joven, pero que al mismo tiempo promuevan los valores familiares, por ejemplo de responsabilidad, respeto y consideración por otros. Igualmente, las normas claras, firmes y con consecuencias definidas, que pueden generar objeciones pero que si se mantienen el joven termina entendiendo que no son negociables.

Tener una perspectiva realista
Es cierto que transgredir las normas establecidas puede estar asociado a temas mayores como el abuso del alcohol, andar con malas amistades, uso de drogas, matoneo o manejo inadecuado de las redes sociales, pero no siempre ocurre así. No todas son indicios de que anda en malos pasos o que toda su vida está en desorden. Calcular los riesgos reales que trae consigo dicha conducta, es clave a la hora de evaluar que tan grave es este comportamiento.

Cómo corregir
Existen muchas formas contundentes de hacer entrar en razón a un joven cuando está actuando de manera inadecuada. Escuchar con tranquilidad sus argumentos, recordar con precisión, oportunidad y firmeza cuáles son las reglas, sin gritar ni dejarse llevar por las emociones del momento. No quedarse en la crítica. Darle la posibilidad de que repare sus errores y expresar reconocimiento si cumple con las normas.

Identificar y cuestionar mandatos
Con frecuencia la rebeldía persistente de los jóvenes exaspera a los padres y manejarla lleva a sentir impotencia e incapacidad. En esta etapa los hijos necesitan que sus padres asuman su papel para que los guíen y les pongan límites. La parálisis es la peor opción. En estas circunstancias son importantes las redes de apoyo y buscar información para entender que otros pasan por lo mismo.

Acciones que están contraindicadas
- Los gritos.
- Los discursos largos y moralistas.
- Regañarlos y reprenderlos permanentemente y peor en público.
- Insultarlos y humillarlos.
- Tratarlos con agresividad.
- Dejar de hablarles por largos períodos.
- Mostrar despreocupación por él como persona.

CONSEJOS DE UN EXPERTO PARA APRENDER OTRO IDIOMA


1. Tienes que tener claro por qué lo estás haciendo
Puede parecer obvio, pero si no tienes un buen motivo para aprender otro idioma, es muy probable que, a la larga, se te acabe la motivación. Querer impresionar a tus amigos con tu nivel de francés no es un motivo demasiado bueno, pero querer conocer de verdad a una persona francesa en su propio idioma es definitivamente otra cosa. Sea cual sea tu motivación, cuando decides aprender un nuevo idioma, lo realmente importante es comprometerse al máximo:
“Vale, quiero aprender esto, y por eso voy a hacer todo lo que pueda en este idioma, con este idioma y por este idioma.”

2. Sumérgete
Ya te has hecho la promesa, te has comprometido. ¿Y ahora qué? ¿Hay algún tipo de camino correcto para aprender? Matthew recomienda el “enfoque maximizado de 360°”: no importa qué herramientas uses para aprender el idioma, lo importante es que practiques todos y cada uno de los días.
“Yo tiendo a querer absorber cuanto más mejor desde el principio, de manera que, si estoy aprendiendo algo, lo llevo al extremo e intento usarlo a lo largo del día. Conforme la semana avanza, intento pensar en ese idioma, intento escribirlo e incluso me hablo a mí mismo en ese idioma. Para mí, en realidad, todo consiste en poner en práctica lo que sea que estés aprendiendo, ya sea escribiendo un email, hablando contigo mismo, escuchando música u oyendo la radio. Rodearte y sumergirte en la cultura del idioma que estás aprendiendo es extremadamente importante.”
Recuerda que el mayor beneficio de hablar otro idioma es poder comunicarte con otros. Ser capaz de mantener una conversación sencilla es una recompensa increíble en sí misma. Alcanzar metas de este tipo pronto hará que te sea más fácil seguir motivado y practicando:
“Siempre tengo en la cabeza que, en realidad, se trata de adaptar la manera en la que tú piensas a la manera en la que se piensa en ese idioma. Obviamente no hay solo una manera en la que un hablante de español, de hebreo o de holandés piensa, pero el truco está en usar el idioma para construir tu propia realidad idiomática.”

3. Encuentra un compañero
Matthew aprendió varios idiomas junto con su hermano gemelo Michael, ¡quienes abordaron su primer idioma, el griego, cuando tenían solo ocho años! Matthew y Michael, o los Super Polyglot Bros (como me gusta referirme a ellos), adquirieron sus superpoderes a base de la tan tradicional rivalidad entre hermanos:
“Estábamos motivados y todavía lo estamos. Nos empujamos el uno al otro a seguir adelante. Si mi hermano se da cuenta de que yo estoy haciendo más que él, se pone un poco celoso e intenta superarme (creo que eso es porque él es mi gemelo, yo soy el original) y lo mismo en el sentido opuesto.”
Por lo tanto, aunque no tengas un hermano o hermana que te acompañe en tu aventura para aprender idiomas, tener un compañero o compañera te empujará a seguir intentándolo un poco más y a permanecer motivados:
“Creo que es un enfoque fantástico. Tienes a alguien con quien puedes hablar y, al final, esa es la idea básica detrás del proceso de aprender un idioma.”

4. Mantenlo relevante
Si tu objetivo desde el principio es mantener una conversación, es más improbable que te pierdas en libros de texto y manuales. Hablar con gente hará que el proceso de aprendizaje siga siendo relevante para ti:
“Estás aprendiendo un idioma para poder usarlo. No vas a hablar solo contigo mismo. La parte creativa del asunto está en ser capaz de poner el idioma que estás aprendiendo en una disposición diaria más general y útil, ya sea escribiendo canciones, intentando hablar con gente o usándolo cuando vas al extranjero. Pero no hace falta que vayas al extranjero, puedes ir al restaurante griego que está al final de la calle e intentar pedir la comida en griego.”

5. Diviértete
Usa tu nuevo idioma de cualquier forma que sea creativa. Los Super Polyglot Bros practicaban el griego escribiendo y grabando canciones. Piensa en alguna manera divertida de practicar tu nuevo idioma: haz un programa de radio con un amigo, dibuja un cómic, escribe un poema o trata de hablar en él con quien puedas.

6. Actúa como un niño
Con esto no quiero decir que tengas rabietas o que te llenes el pelo de comida cuando vas a un restaurante, sino que intentes aprender como lo hacen los niños. Se está demostrando que la hipótesis de que los niños son intrínsecamente mejores aprendiendo que los adultos es un mito. Nuevas investigaciones no son capaces de encontrar una relación directa entre la edad y la capacidad de aprender. Puede ser que la llave para ser capaces de aprender tan rápido como lo hacen los niños esté en tomar determinadas actitudes infantiles: falta de conciencia de uno mismo (en el sentido de estatus social), el deseo de jugar en la lengua y la disposición a cometer errores.
Aprendemos a base de equivocarnos. Cuando somos niños, se espera que cometamos errores pero cuando somos adultos, los errores se convierten en algún tipo de tabú. Es más probable que un adulto diga “no sé” antes que “no he aprendido eso todavía” (no sé nadar, no sé conducir, no sé hablar inglés). Que te vean equivocándote o, incluso, teniendo dificultades es un tabú social que no afecta a los niños. Cuando aprendes un idioma, admitir y aceptar que no lo sabes todo es la llave para alcanzar crecimiento y libertad. Despréndete de tus barreras de adulto.

7. Abandona tu zona de confort
No tener miedo a cometer errores significa estar preparado para ponerte a ti mismo en situaciones potencialmente embarazosas. Esto puede dar un poco de miedo, pero es la única manera de desarrollarse y mejorar. No importa cuando estudies, nunca hablarás un idioma si no te pones a ti mismo en esa situación: háblales a extranjeros en su idioma, pregunta direcciones, pide la comida, intenta hacer chistes. Cuanto más veces lo hagas, mayor será tu zona de confort y mayor será la facilidad con la que te enfrentarás a nuevas situaciones:
“Al principio te vas a encontrar dificultades: tal vez sea la pronunciación, o la gramática, tal vez sea la sintaxis, o que no entiendas los dichos. Pero creo que lo más importante es tratar de desarrollar ese “sentido del idioma”. Cada hablante nativo tiene un sentido de su idioma, y eso es, básicamente, lo que te convierte en un “hablante nativo” si puedes hacer de ese idioma el tuyo.”

8. Escucha
Tienes que aprender a caminar antes de aprender a correr. En el mismo sentido, tienes que aprender a escuchar antes de aprender a hablar. Cualquier idioma suena raro la primera vez que lo escuchas, pero cuanto más lo escuchas más familiar se vuelve y más fácil te será hablarlo:
“Somos capaces de pronunciarlo todo, solo que no estamos acostumbrados a hacerlo. Por ejemplo, el sonido de “r” fuerte no existe en la variante de inglés que yo hablo, pero cuando estaba aprendiendo español había palabras con esa “r” fuerte, como “perro” o “reunión”. Para mi, la mejor manera de aprender a dominar ese sonido era oírlo constantemente, escuchándolo; luego, tratar de visualizar o imaginar cómo se supone que hay que pronunciarlo, ya que para cada sonido hay una parte específica de la boca o de la garganta que hay que usar.”

9. Mira a otros hablando
Idiomas distintos demandan cosas distintas de tu lengua, labios y garganta. La pronunciación es tanto física como mental:
“Una manera (aunque puede sonar un poco extraño) es observar cuidadosamente a otros mientras dicen palabras que usan ese sonido, y luego tratar de imitarlo tanto como sea posible. Créeme, puede ser difícil al principio, pero lo conseguirás. En realidad es algo fácil de hacer, solo necesitas practicar
Si no puedes observar e imitar a hablantes nativos en vivo, ver películas extranjeras o televisión en versión original puede ser un buen sustituto.

10. Háblate a ti mismo
Si no tienes a nadie con quién hablar en el idioma que estás aprendiendo, no hay nada malo en hablarte a ti mismo:
“A lo mejor parecerá que estás loco, pero, en realidad, hablar contigo mismo en un idioma es una buena manera de practicar si no tienes a nadie más con quién hacerlo.”
Esto puede ayudarte a mantener nuevo vocabulario o nuevas frases bastante frescas en tu mente, de manera que te sentirás más confiado cuando tengas que usarlas con otra persona.

¡Relax!
Nadie se va a molestar por que le hables en su idioma aunque sea mal. Si empiezas cualquier interacción con un “Estoy aprendiendo el idioma y me gustaría practicar…” la mayoría de la gente será paciente, te apoyará y te animará a seguir. Incluso si hay aproximadamente mil millones de hablantes de inglés no nativos en el mundo, la mayoría de ellos preferirá hablar su propio idioma si tiene la posibilidad. Tomar la iniciativa de introducirse en el mundo idiomático de alguien facilitará el trato y los pondrá en una disposición más positiva:
“Está claro que puedes viajar al extranjero hablando solo tu idioma, pero le sacarás mucho más partido si puedes sentirte cómodo en el lugar que estés, siendo capaz de comunicarte, de entender y de relacionarte en cualquier situación que puedas imaginar.”

Matthew tiene una última observación que hacer:
“Yo creo que cada idioma representa una manera distinta de ver el mundo. Si puedes hablar un idioma, entonces tienes una manera diferente de analizar e interpretar el mundo a la de un hablante de otro idioma. Incluso si son dos idiomas bastante similares como el portugués y el español, que son hasta cierto punto inteligibles mutuamente, son al final dos mundos distintos, dos mentalidades distintas.”

“Por lo tanto, habiendo aprendido otros idiomas y habiendo estado rodeado de muchos idiomas distintos, no podría elegir solo uno. Eso significaría renunciar a la posibilidad de ser capaz de ver el mundo de una manera distinta. En realidad no solo de una manera, sino de muchas maneras distintas. Así que, para mí, el modo de vida monolingüe es el más triste, solitario y aburrido de ver el mundo. Hay tantas ventajas en aprender idiomas que no puedo pensar ninguna razón para no hacerlo.”

ORACIONES Y DICHOS DE VARIOS SANTOS


SANTA BRÍGIDA

"Has de saber, hija mía, que mis caudales y tesoros están cercados de espinas, basta determinarse a soportar las primeras punzadas, para que todo se trueque en dulzuras."

SAN BUENAVENTURA
"Hay en la Santa Misa tantos misterios como gotas de agua en el mar, como átomos de polvo en el aire y como ángeles en el cielo; no sé si jamás ha salido de la mano del Altísimo misterio más profundo."

SANTA CATALINA DE SIENA
"La verdadera perfección consiste en esto: hacer siempre la santísima voluntad de Dios."

"El mérito consiste sólo en la virtud de la caridad, sazonado con la luz de la verdadera discreción".

SAN CIRILO DE JERUSALÉN
"Así como dos pedazos de cera derretidos juntos no hacen más que uno, de igual modo el que comulga, de tal suerte está unido con Cristo, que él vive en Cristo y Cristo en él."

SANTA CLARA
"¡Oh pobreza bienaventurada que da riquezas eternas a quienes la aman y abrazan!"

"¡Oh pobreza santa, por la cual, a quienes la poseen y desean, Dios les promete el Reino de los Cielos y la vida bienaventurada!"

"¡Oh piadosa pobreza a la que se digno abrazar con predilección el Señor Jesucristo, el que gobernaba y gobierna cielo y tierra y, lo que es más, lo dijo y todo fue hecho!"

"En la medida en que se ama algo temporal, se pierde el fruto de la caridad."

"Ten cautela, hermana mía muy amada, en no dejarte abatir por la adversidad ni envanecer por la prosperidad."

"Él derramará sobre ti sus bendiciones y será tu defensor, tu consolador, tu redentor y tu recompensa en la eternidad."

"Es propio de la fe hacernos humildes en los sucesos felices e impasibles en los reveses."


SAN CLAUDIO DE LA COLOMBIERE

"A cualquier precio que sea, es necesario que Dios esté contento."

"¡Oh Corazones, verdaderamente dignos de poseer todos los corazones, de reinar sobre todos los corazones de los ángeles y de los hombres! Vosotros seréis, de aquí en adelante, la regla de mi conducta, y en todas las ocasiones trataré de inspirarme en vuestros sentimientos. Quiero que mi corazón no esté, en adelante, sino en el de Jesús y el de María, o que el de Jesús y María estén en el mío, para que ellos le comuniquen sus movimientos; y que el mío no se agite ni se mueva, sino conforme a la impresión que de ellos reciba."

"Los golpes imprevistos no permiten muchas veces que uno aproveche de ellos, a causa del abatimiento y turbación que levantan en el alma; mas tened un poquito de paciencia, y veréis como Dios os dispone a recibir gracias muy grandes precisamente por aquel medio. Sin tales percances tal vez no habrías sido del todo malos, pero tampoco del todo buenos."

Acto de confianza

Estoy tan convencido, Dios mío, de que velas sobre todos los que esperan en Ti, y de que no puede faltar cosa alguna a quien aguarda de Ti todas las cosas, que he determinado vivir de ahora en adelante sin ningún cuidado, descargando en Ti todas mis solicitudes. "En paz me duermo y en seguida descanso porque Tú solo, Señor, me has confirmado en la esperanza" (Salmo 4:10).

Despójenme en buena hora los hombres de los bienes y de la honra, prívenme de las fuerzas e instrumentos de serviros las enfermedades; pierda yo mismo vuestra gracia pecando, que no por eso perderé la esperanza, antes la conservaré hasta el postrer suspiro de mi vida, y vanos serán los esfuerzos de todos los demonios del infierno por arrancármela.

Que otros esperen la dicha de sus riquezas o de sus talentos: que descansen otros en la inocencia de su vida, o en la aspereza de su penitencia, o en la multitud de sus buenas obras, o en el fervor de sus oraciones; en cuanto a mi toda mi confianza se funda en mi misma confianza: Porque Tú solo Señor, me has confirmado en la esperanza'.

Confianza semejante jamás salió fallida a nadie: `Nadie esperó en el Señor y quedó confundido' (Sir. 2:11). Así que, seguro estoy de ser eternamente bienaventurado, porque espero firmemente serlo, y porque Tú, Dios mío, de quien lo espero: `en Ti, Señor, he esperado, no quede avergonzado jamás" (Sal 30:2; 70:1).

Conocer, demasiado conozco que por mi soy frágil y mudable; sé cuánto pueden las tentaciones contra las virtudes más robustas; he visto caer las estrellas del cielo y las columnas del firmamento; pero nada de eso logra acobardarme. Mientras yo espere, estoy a salvo de toda desgracia; y de que esperaré siempre estoy cierto, porque espero también esta esperanza invariable.

En fin, para mí es seguro que nunca será demasiado lo que espere de Ti, y nunca tendré menos de lo que hubiere esperado. Por tanto, espero que me sostendrás firme en los riesgos mas inminentes y me defenderás en medio de los ataques más furiosos, y harás que mi flaqueza triunfe de los más espantosos enemigos.


Espero que Tú me amarás a mi siempre, y que te amaré a Ti sin intermisión; y para llegar de un solo vuelo con la esperanza hasta donde puede llegarse, espero a Ti mismo de Ti mismo, oh Creador mío, para el tiempo y la eternidad. Amén

EL CUENTO DE LA TRAMPA


Un ratón, mirando por un agujero en la pared ve a un granjero y su esposa abriendo un paquete. Pensó qué tipo de comida podía haber allí.

Quedó aterrorizado cuando descubrió que era una trampa para ratones. Fue corriendo al patio de la Granja a advertir a todos: Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!”

La gallina, que estaba cacareando y escarbando, levantó la cabeza y dijo:
-“Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, más no me perjudica en nada, ni me incomoda”.

El ratón fue hasta el cordero y le dijo:
-“Hay una ratonera en la casa, una ratonera!”
-“Discúlpeme Sr. Ratón, mas no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones.

El ratón se dirigió entonces a la vaca, y la vaca le repitió lo mismo.
-“¿Acaso estoy en peligro? Pienso que no” – dijo la vaca.

Entonces el ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encarar a la ratonera del granjero.

Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando su víctima. La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una serpiente venenosa. La serpiente mordió a la mujer.

El granjero la llevó inmediatamente al hospital. Ella volvió con fiebre.
Todo el mundo sabe que para alimentar alguien con fiebre, nada mejor que una sopa.

El granjero agarró su cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina.

Como la enfermedad de la mujer continuaba, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mató el cordero.

La mujer no mejoró y acabó muriendo. El granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.


“La próxima vez que escuches que alguien tiene un problema y creas que, como no es tuyo, no debes prestarle atención … ¡piénsalo dos veces!.

GEORGE WASHINGTON Y SUS FRASES CÉLEBRES

George Washington (1732 - 1799) fue un militar que se convirtió en el primer Presidente de los Estados Unidos (1789 – 1797) y Comandante en jefe del Ejército Continental de las fuerzas revolucionarias en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos (1775–1783).

Washington es junto John Adams, Benjamin Franklin o Thomas Jefferson, uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos.

Tras perfilar en la Convención de Filadelfia de 1787 la Constitución de los Estados Unidos de América, dos años después sería elegido de forma unánime y sin discusión como el primer presidente de los Estados Unidos. Desde entonces evitó los conflictos bélicos y se centró en establecer muchas políticas y tradiciones que aún hoy perduran. En las elecciones de 1792 obtuvo de nuevo el 100% de los votos electorales, siendo el único presidente que ha recibido tan representativo apoyo.

Lo curioso es que Washington no formó parte de ningún partido político. Fueron sus asesores los que formarían posteriormente dos facciones distintas, allanando el camino para el futuro sistema de partidos.

El primer presidente de los Estados Unidos murió en 1799 a la edad de 67 años, a causa del tratamiento para su neumonía; la pérdida de una gran cantidad de sangre por culpa de las sangrías, la asfixia y la deshidratación fueron entre todas, las responsables. A su muerte se dijo que fue "primero en la guerra, primero en la paz y primero en el corazón de sus compatriotas”.

Estas son sus frases más famosas:

“La libertad, cuando empieza a echar raíces, es una planta de rápido crecimiento”.

“Trabaja para mantener viva en tu pecho esa pequeña chispa de fuego celeste, la conciencia”.

“El gobierno no es una razón, tampoco es elocuencia, es fuerza. Opera como el fuego; es un sirviente peligroso y un amo temible; en ningún momento se debe permitir que manos irresponsables lo controlen”.

“No hay que mirar hacia atrás a menos que sea para obtener lecciones útiles de los errores del pasado, y con el propósito de aprovecharse de la experiencia que tan cara ha costado”.

“Asóciate con hombres de calidad si estimas tu propia reputación; pues es mejor estar solo que mal acompañado”.

“Cuando hables de Dios o de sus atributos, hazlo con toda seriedad y reverencia”.

“Es imposible gobernar rectamente al mundo sin Dios y sin la Biblia”.

“La religión y la moralidad son pilares esenciales de la sociedad civil”.

“Espero tener siempre suficiente firmeza y virtud para conservar lo que considero que es el más envidiable de todos los títulos: el carácter de Hombre Honrado”.

“La verdadera amistad es planta de lento crecimiento que debe sufrir y vencer los embates del infortunio antes de que sus frutos lleguen a completa madurez”.

“Perseverar en el cumplimiento de su deber y guardar silencio es la mejor respuesta a la calumnia”.

“Nada aborrezco más que la ingratitud”.

DORMIR BIEN AUMENTA EL DESEO EN EL MATRIMONIO


Descansar adecuadamente cada día no solo nos aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud, sino que también aumenta el deseo sexual, según el último estudio de Departamento de Psiquiatría de la Escuela Médica de la Universidad de Michigan (EE.UU.) y el Departamento de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Kent State de Ohio (EE.UU.), que recoge la revista The Journal of Sexual Medicine.

Para su estudio, los investigadores contaron con la participación de 171 mujeres con una relación estable que no tomaban antidepresivos ni ningún otro fármaco para conciliar el sueño y con un acceso fiable a internet para poder realizar el seguimiento del experimento vía online. Todas ellas fueron reclutadas en entornos universitarios estadounidenses y completaron encuestas sobre su tiempo de vigilia habitual durante 14 días consecutivos.

Los resultados revelaron que aquellas que tuvieron más horas de sueño en una noche determinada experimentaron un mayor deseo sexual al día siguiente. A nivel estadístico, el promedio de una hora de sueño adicional aumentaba la probabilidad de actividad sexual con la pareja en un 14%.

Las mujeres que habían dormido más tiempo cada día tuvieron más facilidades con la excitación que aquellas que habían dormido menos horas cada noche.

“La influencia del sueño en el deseo sexual y la excitación han recibido poca atención en este campo, pero estos hallazgos indican que la falta de sueño puede disminuir el deseo sexual y la excitación de las mujeres”, afirma el líder del estudio.

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia