Gracias por su visita.

9 de julio de 2017

DIOS ESTÁ CON LOS QUE PERSEVERAN

Hay un hecho interesante: las personas positivas y animosas nunca se quejan de falta de oportunidades.

Casi todos los grandes deportistas se criaron en ambientes difíciles y superaron tremendos obstáculos para poder surgir.

Un ejemplo entre muchos es el del beisbolista dominicano Sammy Sossa, criado en una familia humilde y pobre.

De niño tuvo que soportar las limitaciones de la estrechez, pero eso le dio reciedumbre y tenacidad.

Con los años fue un triunfador en su deporte pero hace años sobrevivía como lustrabotas al tiempo que entrenaba.

Un campeón olímpico de cien metros con vallas le dijo a un periodista cuáles eran sus secretos para triunfar:

“Disciplina para entrenar duro, constancia para no abandonar y mente puesta en la meta, no en los obstáculos”.


Y agregó uno más importante: “soy creyente, todos los días oro y recuerdo lo que decía mi madre: Dios está con los que perseveran”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia